25.2.07

Pavia. 1984

Pavia desde su base operacional de Ciaño.

En la tranquila seguridad del verano de mis 16 años, ya voy por 34 y mucho menos pelo, fue cuando me tropecé con este autor. En las profundidades polvorientas del armario, en edición de RTV, Biblioteca Básica Salvat (mal papel, peor presentación y olor húmedo), apareció: 1984, George Orwell. Reconozco no haber leído más que las primeras líneas, creo recordar que llegué hasta donde el torturado Winston Smith se fijaba que todo lo que escribía en su diario era una incontenible sucesión de palabras sin signo alguno de puntuación. De ahí a pensar en los Santos Inocentes todo uno, y a relacionarlo con trabajo de clase, con lo que el libro quedó aparcado. Pero, como era un libro, y en eso siempre he pecado, terminó en los fondos de mi maleta final de verano y regreso al hogar.

A la altura del mes de Noviembre, en una aciaga noche de insomnio que comenzó con Pink Floyd y The Wall, más que posiblemente entre delirios de adolescente lo abrí de nuevo, con ese ánimo suicida de Victoria o Muerte. Devorador nato de libros apenas me sobrevivió un par de días, y he de decirles que fue un libro que me costó entender en aquel momento. Sin embargo, con el rápido pero denso paso de los años, el fondo dejado ha sido enorme. Cada vez que percibo un abuso de poder, una intromisión del Estado en los derechos del individuo, cada vez que veo que un “ente estatal” quiere imponerme una determinada tendencia en el pensamiento, todas mis alarmas se encienden. Algo que debo, sin duda en gran medida, al recuerdo del Gran Hermano, y al sabor ácido del penoso recordatorio de lo difícil que es conseguir vivir manteniendo cierta dignidad personal, y lo extremadamente fácil que el hombre puede ser anulado por la colectividad.
El libro habla en fin, a mi entender, de la libertada humana, de lo que puede llegar a suceder si la cedemos.

Insisto en que es una gran elección, y más teniendo en cuenta los días que nos han tocado vivir.

Sin más se despide Pavia desde Asturias.

31 comments:

rr_eriador said...

Bien, bien. Por fin Pink Floyd. Yo llegué al muro antes de leer 1984. Os aseguro que los relacioné inmediatamente. Recuerdo como unos Reyes de hace muchos, muchos años me encontré con Un mundo Feliz y 1984. Recuerdo con horror un examen de Química Física de 3º de carrera que tenía el 11 de enero. Me comí los dos libros y pillé una depresión de narices. Salvé aquel examen por los pelos y no se me ha olvidado nunca. Pink Floyd, crimental, "burqas", queremos SOMA!, another brick in the wall....
¿Recuperamos la película de Alan Parker?
Bien Pavia, bien. Me gustaaassss!!

Isil said...

Wiii aguante la masturbacion.

La mujer justa said...

yo leí antes un mundo feliz, de ahí que el impacto de 1984 fuese menor, pero no por ello menos importante. al leer los dos en un plazo corto de tiempo creo que forjé mi carácter fatalista que a los 35 me ha traído hasta el más absoluto de los pesimismos con el mundo que me ha tocado vivir. no creo en la especie humana, porque demuestra constantemente su incapacidad para entender el pasado y no reproducirlo. creo que en eso estoy muy cerca de orwell. cuando winston traiciona a julia, cuando pide a o brien que le ponga a ella las ratas en la cara, algo queda claro: ninguno somos héroes,y solos apenas podemos cambiar las cosas. Por eso el mensaje de orwell es tan terrible, al menos para mí.

Jordim said...

Sí, el hombre tiende a ser anulado por la colectividad, hasta el punto de no saber reconocerse a si mismo por la presión invisible que ejercen todas las costumbres y toda la amalgama de "normas sociales" y directrices. Y así luego, hay un montón de gente perdida intentando elegir entre lo "correcto" y lo que quiere de verdad.

paco said...

Ohhh, Pink Floyd. ¡¡¡Qué tiempos!!!
No hay duda que las dos obras están estrechamente unidas. ¡¡Sí!! rr_eriador, voy a recuperar la película.

Natalia Book said...

Pink Floyd y 1984 están unidos a la adolescencia de un grupo de jóvenes de una época determinada: finales de los 70 y principios de los 80. En aquellos tiempos se respiraba un aire diferente y la libertad se valoraba más que nunca en estos últimos 30 años. Probablemente más que ahora. Es quizás por eso por lo que nos sorprende que muchas de las cosas que dice Orwell todavía las sigamos viviendo.
Yo leí 1984 y Un mundo feliz prácticamente a la vez, uno detrás de otro. Comencé por 1984 y las dos obras me parecieron tremendas. Quizás por ese valor de la libertad que antes mencionaba. En unos días comenzaré a leer 'nosotros', recomendada por Portnoy en un post anterior y que es el origen de este tipo de novelas sobre las 'distopías'. Y por supuesto me animo a recuperar 'The Wall'.
Saludos

isabel said...

Hola a todas/todos,
1984 suele ser un libro de juventud. Y es que va unido a mucho ideales. Es por eso que quizás sea en nuestra adolescencia cuando más dispuest@s estamos a su lectura.
No he visto la película de Pink Floyd. Tampoco conozco mucho el disco, a no ser por la canción que se hizo tan famosa con aquelle letra sobre los maestr@s.
Espero vuestros comentarios

rr_eriador said...

Soy un admirador moderado de Pink Floyd, pero The Wall me marcó como pocos vinilos lo han hecho jamás. La película vino después y no defraudó. Es difícil (no a todo el mundo le gusta) pues en realidad puede considerarse un gran video-clip, pero qué grande. Si alguien no lo ha probado, acabad 1984, liberar la mente y bucear en su carácter iconoclasta. Es cierto Isabel que fue un libro de juventud pero en tiempos oscuros me vuelvo a sumergir en sus miserias. Encuentro fuerzas en su pesimismo (no vivimos tan mal a pesar de todo, todavía no es dado sentarnos en una mesa y reirnos de los representantes del ¿¿poder??). Es curioso que un libro que se dirigió contra los totalitarismos comunistas se haya convertido en azote de la estulticia globalizante del sistema único de pensamiento capitalista (¿Alguien ha leído una noticia reciente que decía que Orwell trabajaba para la CIA?).Y aun así, mujer justa, la especie humana es capaz de lo mejor. Seamos personas incómodas, quizás en nuestra modestia seamos capaces de hacer crujir la nave Occidente en la que navegamos (José Luis Sampedro, con su edad, sigue en pie de guerra - leeros "La senda del drago") y no olvidemos que hay otras naves en el mar.
Saludos

Señorita Pepis said...

Acabo de ver "La vida de los otros", creo que es una continuación de todos vuestros comentarios. Se ve perfectamente como la STASI controlaba la vida de las personas. ¡ASFIXIANTE!

Anonymous said...

Yostoy en ladolescencia -17-. y lostoy leyendo. Stoy okupando vuestros puestos.
Ah, y el librosta xxbien
Adios amigos.

winston said...

Pink Floyd fue un gran grupo hasta el muro. Yo también veo correlación entre lo que pasa en 1984 y en el concepto de creación del disco.
señorita pepis, te has adelantado a los oscars. Iré a ver la película

Anonymous said...

¡que razón Pavia! Estamos perdiendo nuestra libertad poco a poco y no nos damos cuenta. Cada día cedemos un poco más. Cada vez hay más censura.
p

Rosenrod said...

Y también David Bowie quiso adaptarlo, pero se quedó a medio camino. El resultado puede rastrearse en "Diamond Dogs".

Un saludo!

Natalia Book said...

Rosenrod, ¡¡¡es verdad!!! En Diamond Dogs hay dos canciones: una es '1984' y otra 'Big Brother'.
Saludos

Pavia said...

Pavia desde su base operacional de Ciaño.

Cierto, caramba, se me había olvidado David Bowie.
Que cosnte que cuando escuché por primera vez no sabía de que iba, solo con el paso de los años, al igual que con 1984, le he ido cogiendo el sentido real.

Por cierto se ha menciondo Un mundo Feliz... bueno si alguien se anima a leerlo, maravillosa lectura al tema, entonces va "obligado" a leer a Sjinner, me refiero al Waldden Dos (ó II). La eterna discusión ambientalista-conductista de los psicólogos.

Oye me estoy dando cuenta de que aquí empiezas leyendo el libro recomendado y cuando quieres darte cuenta tienes que renovar media biblioteca y escarbar entre lso archivos fílmicos. ¡QUÉ BIEN!

Sin más se despide Pavia desde Asturias.

Pavia said...

PAvia desde su base operacional de Ciaño.

Fe de erratas:
1.-Al hablar de escuchar me refería The Wall

2.- Al poner cosnte, obviamente, quería poner conste.

3.- Al poner Sjiner, de nuevo obviamente, quise decir Skinner.

Y todas las demás erratas que haya, y es que las prisas al teclado son muy malas.

Sin más se despide Pavia desde Asturias.

pequeñoIbán! said...

Yo creo que además de libertad humana, habla también de responsabilidad. POr eso es un gran libro. No responsabilidad en el sentido moralista de lapalabra, sino de lo que tenemos que hacer para presrvar justamente esa libertada. Es decir, si digo que no habla de responsabilidad con moralina es porque tampoco habla de libertad de manera facilona.

No sé si me explico.

pequeñoIbán! said...

Yo creo que además de libertad humana, habla también de responsabilidad. POr eso es un gran libro. No responsabilidad en el sentido moralista de lapalabra, sino de lo que tenemos que hacer para presrvar justamente esa libertada. Es decir, si digo que no habla de responsabilidad con moralina es porque tampoco habla de libertad de manera facilona.

No sé si me explico.

Anonymous said...

Pavía desde su base operacional de Ciaño.

La RESPONSABILIDAD. Cierto, un tema que también aparece , sin duda. Y te explicas muy bien camarada.


Sin más se despide Pavia desde Asturias.

carlos said...

Pequño Iban aporta algo nuevo que creo que no habíamos visto: la reponsabilidad. Somos libres si sabemos manejar esa libertad de la forma adecuada. De otra forma la libertad se nos puede venir encima y actuar en nuestra contra.
carlos

Anonymous said...

1984 es uno de los libros que también marcaron mi juventud. Una juventud llena de ideales. Ahora que lo leo otra vez me pregunto dónde están muchos de éllos.

jazzman said...

Jo, cada vez aprendo más en este blog, como han dicho por ahí, le entras ganas a unos de renovar la biblioteca.

En cuanto a la película The Wall, tengo una ganas de tremendas de verla, tengo un amigo que es un gran fan de Pink Floid y siempre me insiste en que la vea, pues ahora que estamos leyendo 1984 parece una oportunidad estupenda.

Saludos!

Lili said...

Natalia, Bob Dylan es para mí un gran músico y poeta...till the bitter end.
Lo mismo Pink Floyd...
Saludos.

Pavia said...

Pavia desde su base operacional de Ciaño

El tema de la RESPONSABILIDAD es un tema francamente interesante. Hoy en día estamos muy poco dispuestos a asumir responsabilidades... pero, eso sí, pedimos responsabilidad ajena ante cualquier incidente.

En mi trabajo, o mi cruz según se mire ya que soy profesor (¿a que ahora tiene más morbo el que haya sacado el tema de The Wall?), descubres con horror que esto ha llegado a la forma de educar a nuestros hijos. Me explico por puntos.
1º.- Si el niño no aprueba, es porque: el profesor/a explica mal, no sabe motivar... Curioso, cuando yo estudiaba y suspendía algo normalmente tenía que ver más con mi falta de estudio que con otra cosa. ¿Sería a caso un "rara avis"?

2º.- El niño le ha pegado a otro compañero: normalmente es porque el otro le insultó, le quitó un tazo (si al menos fuera una canica o una peonza). Vamos, defensa propia como una catedral de grande.

3º.- Que el niño se porta mal en clase, hace el tonto y no permite el normal desarrollo de las sesiones: Es que claro, son los compañeros que le incitan a hablar, hacer el tonto... Vamos, que el niño/a es un santo varón injustamente tratado por la sociedad opresora... ¡Caramba!Cuando yo era pequeñito y veía a alguien hacer el bobo no consideraba que yo podía hacerlo, y si lo hacía sabía que si me pillaban habría que aguantar mecha como el que más.
(Nota: a Dios gracias mis niños no suelen ser así... por la cuenta que les trae)
Hoy más bien educamos a nuestros hijos para que crean que su ombligo es el centro del mundo, que todo gira en torno a ellos. Lo cual, dicho sea de paso, es un primer paso para caer en el dominio de la colectividad anónima, porque en ella nadie se preocupa de nadie.
Esto se puede ver en la peli del La Máquina del Tiempo (la clásica) cuando en el futuro la humanidad está divida en dos razas. Una apática y abúlica hasta el extremo de dejarse comer como corderitos por los habitantes del subsuelo. Pero, como un pajarito me ha dicho que esto es adelantar comentarios, lo dejo para mañana.

Así que la RESPONSABILIDAD es un gran tema coalteral a este lbro.

Sin más se despide Pavia desde Asturias.

isabel said...

Hola a todas/todos,
Pavia. Que razón tienes. No tengo hijos pero tengo unos sobrinos y una sobrina. Lo que dices es real como la vida misma. Lo he visto con mis propios ojos. Algunos padres cambian la realidad para que sus hijos no sean culpables

j.c. said...

Pues sí. pequeñoiba! ha vuelto a dar en el clavo. para hacer uso de una buena libertad hay que ser responsables. Pavia, la escuela educa, pero la famila también tiene que asumir su parte, y también la sociedad y el estado. Lo veo muy difícil ¿Hay propuestas?

rr_eriador said...

S.O.S. propuestas:
<<-¿Qué quiere decir enseñara a vivir? Aumentar los recursos personales del niño, para aumentar la probabilidad de que alcance la felicidad y la nobleza.
-¿Puede realmente enseñarse? Podemos ayudarle a desarrollar una "personalidad inteligente".
-¿Quién, cómo y cuándo debería hacerlo? TODOS, de múltiples maneras, y en todo lugar. Nadie puede enseñar sólo. Sólo podremos educar a un niño (o niña) si nos comprometemos en una movilización educativa de la sociedad civil, cuyo lema es un provervio africano: para educar a un niño hace falta la tribu entera>>
José Antonio Marina
"Aprender a vivir".
Pues va a ser que sí, que hay que renovar biblioteca. Y me apunto a Skinner. De perdidos al río....

rr_eriador said...

La responsabilidad acaba siendo un arma arrojadiza. La culpa no es de los niños o las niñas, no es de las familias, no es de la escuela, no es de los medios de comunicación, no es de nuestra clase (aunque muestren poca) política, no es de la judicatura. El asesino irresponsable va a resultar que el el mayordomo.....(que es del INGSOC por si no os habíais dado cuenta).
Como profesor veo culpa en las familias (te suscribo Pavia), como padre en el sistema educativo y en la docencia, como gestor en todo lo que me rodea: docentes, administración, mi propia incapacidad, sociedad del "todo vale", "aquí y ahora ya!", "y tú más!", "y mis derechos qué", "consume que algo queda"....
Conclusión: No perder los ideales provoca impotencia (dime algo ISIL)

Pavia said...

Pavia desde su base operacional de Ciaño.

Suscribo lo que dices. La Responsabilidad es un conjunto, lo que trataba de expresar es que en educación, la "responsabilidad oficial" (vamos el culpabe) se la lleva siempre la escuela, los profesores.
Se le exige educar y formar aspectos de la vida de los niños que son "propiedad" de la familia: educación básica, comportamiento... que, al menos cuando yo era niño, lo único que hacía la escuela en ese campo era socializar el comportamiento (llevarlo del núcleo familiar a la sociedad general, partiendo del micromundo de una clase).

Además fíjense: ante cualquier problema social ¿dónde se busca la solución o incluso el fallo? En la escuela, en el sistema educativ: Que los críso beben, soluciónese en la escuela, que hay problemas con los hábitos viales, soluciónese en la escuela, que hay violencia de género, soluciónese en la escuela...

La escuela y el sistema educativo son los grandes responsables... porque nos facilitan el no tener que ir a buscar y asumir nuestras propias responsabilidades. Y eso sin darnos cuenta que la responsabilidad, a este nivel es un conjunto, ya que la escuela, como un aspecto más de la sociedad, lo único que acaba haciendo es mostrar los mismos avatares de ésta.

Somos, como grupo, el receptor de los "dos minutos de odio".

Sin más se despide Pavia desde Asturias.

Pink Floyd said...

Sí. Nadie tiene la culpa pero la realidad es la que es. El estado es el primero que tiene que tomar medidas con unas leyes que ayuden a los educadores. Creo que va a salir una nueva ley de educación.
¿Servirá para algo? ¿Qué decís los docentes?

Pavia said...

Pavia desde su base operacional de Ciaño.

A mi entender no supone gran cambio, ya que es volver a la Logse, que, opiniones políticas a parte, ha sido un desastre previsible, ya que ha sido aplicar un sistema que en el resto de Europa y Occidente ya había fracasado.
Pero el más grave problema, además del laboral (me quejo a pesar de mis vacaciones!!!!), es mucho más de fondo. Atiende al modeo social existente, y como la cultura del esfuerzo ha sido reemplazada por la de la apariencia (de ahí que nadie asuma responsabilidades).

Eso no se cambia con una ley de educación, sino promoviendo desde todos los ámbitos un cambio social, que, en algunos casos debería ser recuperar cosas del pasado, a todos los niveles, ya que en un afán de cambio sin precedentes terminamos eliminando hasta lo positivo.
¿Qué considero que hay que mejorar a nivel educativo? El tándem disciplina-esfuerzo, y sobretodo el sentido común.

Sin más se despide Pavia desde Asturias.