10.3.07

Jazzman ¿Cuánto valen tus ideas? 1984. Orwell

Visita el blog de Jazzman: The Observer
Al leer 1984 muchos quizás se sientan afortunados de vivir en un mundo donde las ideas fluyen con cierta libertad, un mundo donde podemos encontrar muchas ideologías diferentes bien sean políticas, económicas y por supuesto religiosas. Existe (de forma más o menos real) lo que algunos han llamado "libertad de pensamiento". Todo lo contrario sucede en 1984, donde un estado totalitario establece una única e indiscutible forma de pensar, sea en el campo que sea, y por supuesto castiga a los que se atreven a pensar de forma distinta, haciéndolos desaparecer sin que nadie sepa qué se hizo con ellos.

Y en gran parte esa campaña del temor tiene sus frutos, la mayoría de los ciudadanos se someten con más o menos resignación a los adoctrinamientos del régimen, vendiendo sus ideas propias a cambio de una vida tranquila, cómoda y sin complicaciones ni temores. Y es aquí es donde reside para mí uno de los grandes valores de este libro, es decir, ¿a cambio de qué estamos dispuestos a vender nuestras ideas?

Me es inevitable echar la vista atrás (o al presente) y considerar casos de personas que vivieron bajo regímenes totalitarios en la URRSS, Alemania, Rumanía, Serbia, Italia, España, Argentina, Chile y un interminable etcetera. La gran mayoría, a pesar de no estar de acuerdo con sus respectivos gobiernos, sacrificaron sus ideas propias a cambio de tener una vida sin problemas y más o menos en paz, llegando algunos al extremo de estar de acuerdo con la ideología de la dictadura, y es que hay que reconocerlo, vivir con temor no es nada recomendable, los que lo han vivido dicen que corroe hasta los huesos.

Pero ¿qué hay de aquellos que no se dejaron vender facilmente? ¿que, al igual que Winston, consideraron sus ideas tan valiosas que merecían hasta su propia vida? Muchos son los que mantuvieron sus convicciones e ideas intactas hasta la muerte, los que resistieron maltrato, vejaciones, palizas, torturas inhumanas, y todo tipo de mecanismos de presión, algunos inimaginables, a cambio de mantener una integridad ideológica y moral, cuyo valor trasciende a estas palabras. Porque para ellos las ideas simplemente no tenían precio, no se podían cambiar por una buena casa, un buen coche o simplemente una "vida tranquila".

Y ahora el debate podría estar en ¿valía la pena tanto sacrificio por una forma de pensar? Mi opinión es un rotundo POR SUPUESTO, somos seres libres y como último reducto de nuestra libertad está nuestro pensamiento, si alguien nos lo arrebata o nos lo compra a cambio de lo que sea, automáticamente dejamos de ser libres. Y es que la libertad no depende de que estemos encerrados en un campo de concentración o que podamos vivir en nuestra casa la playa, depende de que podamos pensar libremente, y esa libertad no está en venta.

Por eso, ¿cuánto valen tus ideas? ¿serías capaz de venderlas a cambio de algo? Considero que no podremos contestar completamente a estas preguntas a menos que vivamos en un mundo parecido al de 1984, pero sí que hay formas de contestarlas en cierta forma hoy día, aunque eso os lo dejo a vosotros.

Saludos!

51 comments:

Anonymous said...

¿Y qué pasa si das tu vida por una idea y los que quedan se venden sin respetar tu memoria? ¿Cómo te quedarías si te levantaras de la tumba? Nuestras ideas no valen nada. Sólo ependen del momento y de los intereses de terceros. Somos meras marionetas

Isabel said...

Hola a todos / todas,
la ingtegridad es una de las cosas más importantes de este mundo. Ser consecuente con lo que uno piensa debería ser nuestra primera norma. Nunca nos deberíamos vender.

Jordim said...

Lo de la "libertad de pensamiento" es algo muy relativo en los días que corren,cuando casi todo lo que nos llega a nivel de información está adulterado,y sólo si cotejas todas las voces, diarios, televisión etc, puedes llegar a sacar una conclusión que se acerce a la realidad para poder ejercer esa libertad de pensamiento sin que el propio pensamiento esté manipulado. No sé si me explico. Pero bueno. Por ejemplo hoy (y no es que quiera politizar)se celebra esa manifestación potenciada por el PP a propósito de De Juana Chaos. No quiero ni pensar en toda la gente que habrá en la manifestación apoyando el discurso empapado de demagogía del PP, creyéndoselo. la libertad de pensamiento de toda esa gente tiene los cimientos en ideas basadas en el interés de un partido político por deshacerse de la culpa de un atentado (Madrid) y a la vez intentar ganar unas elecciones. Lo que pensamos que es nuestra integridad puede acabar siendo sólo el truco de un político.

p said...

La libertad de pensamiento no existe. Aunque algunos se crean que la tienen. Todos estamos condicionados por algo.
p

Luis Alvaz said...

Bueno, lo importante es contrastar nuestra "Libertad de pensamiento" con 1984. Y no es para sentir una especie de resignación satisfactoria, ya que "no estamos tan mal".
Lo más difícil de todo es hacer las cosas bien, tener una convicción y defenderla a toda costa. La forma de represión actual es de manipulación y persuación. Actualmente muy pocos pueden considerarse bajo un regimen totalitario, y sin embargo, ahora muy pocos también pueden decir que apoyan una causa justa.

Pavia said...

Pavia desde su base operacional de Ciaño

Cuando tenía 14 años salió publicada la colección de novelas del oeste del Coyote de José Mallorquí. Mi padre, antiguo fan, rápidamente se hizo con ella, y yo como lector compulsivo que siempre he sido la leí. Una frase, sin duda no de él, que utilizaba mucho en las novelas el autor era: "Los idealistas mueren para que después hombres prácticos hagan estatuas sobre ellos", le faltó apuntar que normalmente el que te ¨"mata" es el que acaba haciendo tu estatua.

Pues bien, opino que, nos guste más o nos guste menos, la inmensa mayoría tenemos un precio y otro (que no tiene que ser en dinero). Al final simepre hay algo que nos puede hacer ceder. Solo aquellos que antes mueren (a los que llamamos idealistas) pueden presumir de que no se han vendido... o aquellos otros irreductibles a los que antaño, y a regañadientes, se les acababa por nombrar santos (si estamos en un marco católico), eso sí, cuando su memoria podía ser totalmente cambiada, al no quedar vivo quien le recordara exactamente.

Sigo pesimista. Por miedo, codicia, reconocimiento... todos tenemos un precio llegado al cual nos vendemos.

Sin más se despide Pavia desde Asturias.

ana said...

Normalmente adquirimos nuestros primeros principios en la última dolescencia (17) o en la primera madurez. Pero la vida tiene muchas curvas

¿Se contempla el cambio de ideas al ir madurando como algo positivo o eso es una traición a nuestros ideales?

Winston said...

Valores cono el de la fidelidad a unas ideas y manteneralas hasta el final no tienen sentido en este mundo globalizado. Es una idea demasiado romántica. Hasta ESO está controlado por el Gran Hermano de turno que se aprovecha de nuestra infeliz fidelidad para sacarnos hasta las higadillos (encebollados).

daniel said...

Pasa que por aquí hay mucha gente mayor. Sois de la generación de los principios. Los más jovenes (20-25) vendemos lo que sea. No nos arrimamos a nadie para siempre. Depende de lo que nos ofrecen.
Sois unos sentimentales

Noa said...

Daniel tiene razón, vivimos en una época donde mucha gente no duda en venderse por 4 duros, lo de menos es la integridad.

De todas formas no me queda otra opción que seguir creyendo en la gente.

Un abrazo!

Jordim said...

Pues yo tengo 24 años...

Jordim said...

La juventud o la edad no es garantía de nada. Generalizar siempre suele ser el atajo más rápido hacia el equívoco.

rr_cínico_d´or said...

Seguimos discutiendo sinsentidos. Os recuerdo que Winston no existió, ni su rebeldía. Fue eficazmente borrado de la historia. Hace pocos años el Congreso USA admitió que Graham Bell no había sido el inventor del teléfono sino un infeliz italiano del que ya nadie se acuerda (Antonio Meucci). ¿Quién se acordará de nosotras/os cuando hayamos muerto?. Carpe diem y sálvese quien pueda, joven o menos joven. Venderse, como tantas otras cosas, es cuestión de oportunidad. Los ideales están muriendo y el gran hermano creciendo.....

pequeñoIbán! said...

Yo voy a poner una nota negativa en todo esto. Creo que somos tan románticos que nos empeñamos tanto en defender la libertad en todos sus sentidos que nos conformamos sólo con la belleza de defender eso antes que con conseguir algo. Como si los resultados ya no importaran.

Me alegra verte por aquí Jazzman!

Natalia Book said...

Yo soy de los románticos. De los que digo que nuestras ideas merecen la pena: que hay que mantenerlas pase lo que pase. Sin embargo, con el paso de los años veo como voy cambiando en algunos aspectos, aunque en lo principal creo que sigo siendo el mismo.
Quizás algunos de estos jóvenes que hablan sean lo contrario a nosotros. Ahora algunos venden su estilo de vida al mejor postor y poco a poco irán encontrando unos verdaderos principios.
Hay que tener esperanza en la juventud.
Saludos

jazzman said...

Soy un romántico, y un idealista, lo confieso, por eso creo que todo el relativismo ideológico y moral que nos rodea está creando generaciones más maleables y fáciles de manipular que antes. Están creciendo en un mundo sin rumbo, sin ideales, sin principios. Ante la pregunta de qué es lo correcto, como no sabemos la respuesta, no hacemos nada y punto, simplemente nos movemos conforme a nuestros intereses, "con que me dejen hacer botellona me sobra". Es cierto que hay que tener esperanza en la juventud, pero el panorama se ve muy, pero que muy negro.

Y por cierto, no hay mejor medida que no transigir ante la presión, el golpe moral que eso supone tiene más efecto que cualquier otra medida.

Ah! Tengo 27 y no me considero mayor.

Saludos a todos!

Magapola said...

Al final, el sentido de la supervivencia puede ser mayor que la convicción de tus pensamientos. Me refiero a que en una situación de presión y represión, el hecho de sentir que no puedes ser consecuente con lo que piensas más que perdiendo la vida por ello, puede hacer que cambies de pensamiento, convencerte de que piensas como los otros, porque no puedes soportar ir en contra de lo que piensas...

No sé si me he liado un poco en la exposición, perdonad.

Pavia said...

Pavia desde su base operacional de Ciaño.

Para nada, a fin de cuentas demuestras que el final del libor te ha quedado claro. Entendido y compartido.

Sin más se despide Pavia desde Asturias.

jazzman said...

Ese instinto de supervivencia es el que hace que la gran mayoría se deje llevar o vender, queremos vivir por encima de todo, aunque eso suponga una pérdida de libertad.

Una mujer desesperada said...

y yo que me veía tan resultona con mis 35, daniel... sniff sniff. ja ja ja. y el coyote!!!!! cómo me gustaba... pero yendo al tema central, yo creo que debemos defender nuestros principios, cueste lo que cueste. pero no sólo en casos extremos como refleja 1984, sino en nuestra propia vida cotidiana. yo, al menos, intento hacerlo.

maria said...

Pues yo creo que lo principal es la intención, aunque como humanos nos traicionemos a nosotros mismos constantemente.

Yo hago lo que puedo por ajustarme a unas normas éticas que no tengo muy claro que ni siquiera sean mías quizás sean heredadas. Pero intentar no hacer daño no debe se malo creo yo.Es complicado.
Pavía eres genial!
Pues que sepais que yo soy más mayor todavia.
maría

daniel said...

Sigo pensando que sois sentimentales. Todos decís lo mismo.
Vosotros no nos entendeis. Ni nosotros queremos que lo hagais. Sois nuestros padres, nuestros profesosres, los burgueses del momento. Los que os mola comprar el País y pensar que liberal soy. Los que poneis La Ser y por ello os sentís de izquierdas y comprometidos. Los que comprais el Mundo para hacer oposición y buscar otra verdad. Los que poneis la Cope para derribar el poder.
En el fondo es todo lo mismo. Por una parte o otra estais siendo manejados.
¿Y qué haceis por entendernos? Ni siquiera os gusta nuestra música, ni nuestras películas, ni nuestros grafitis que pensais que ensucian.
Por favor, salir a la calle.
Ahora sois para nosotros todo lo que odiasteis cuando erais jovenes.
¿Cuanto valen vuestras ideas en nuestro mundo? nada.

Cineahora said...

Toda esta libertad de información en nuestros días también, por desgracia, está demasiado condicionada por el "grupo de poder" que hay detrás de cada medio: por sus ideas políticas, intereses económicos.

Y tanto bombardeo de información también tiene sus secuelas. Al cabo de un par de días ya ni te acuerdas de aquello que era tan importante.

Saludos !

Una mujer desesperada said...

hombre, daniel, siento discrepar contigo. soy de 1971, y mi generación fue una de las más luchadoras de todas, así que no me vengas con rollos de que somos abueletes y tal. menudo reduccionismo. que yo no tengo edad de ser tu madre, no te pases, macho... aquí lo que pasa es que nos hemos encontrado, casi sin darnos cuenta, muchas personas que estamos hasta las narices del mundo que nos ha tocado, y que, de un modo u otro, tratamos de cambiarlo. nada más. estamos comentando un libro sobre el totalitarismo, es lógico que surjan reflexiones como estas.

Magapola said...

Daniel, majo, tu victimismo no es más que pura vanidad, querer ser diferente no es nada nuevo en este mundo, pero para variar podrías ser diferente sin prejuicios, que veo que de eso estás sobrado. ¿Quieres provocar? Entonces haz algo realmente bueno y no mera palabrería. No nos des lecciones, que estamos artos de ellas.

jazzman said...

Me parece interesante lo que comenta Daniel, porque refleja a la perfección el sentimiento de la mayoría de los jóvenes hoy, se sienten incomprendidos, que no se les escucha y no se les tiene en cuenta. Ellos están en el otro extremo de aquellos que lucharon por la democracia en España, y de ahí el choque de ideas. No creen en el sistema porque no les han dado razones para creer en él, y por tanto ven inútil todo el esfuerzo que se hizo por establecerlo. Es cierto que si hubiesen vivido en sus carnes lo que pasaron nuestros padres o abuelos pensarían distinto, pero la realidad es que se han criado en un ambiente de "libertad" y aún así están perdidos, aparte de que se hace poco esfuerzo por entenderlos.

Esto a mí me hace reflexionar, se luchó muchísimo por conseguir libertad, pero ¿para qué? ¿para que los políticos se peleen convocando manifestaciones? No creo que esto era la idea de un sistema libre que nuestros padres tenían. Triste paradoja, se lucha por unos ideales y mira el resultado... Aún así sigo pensando que todo aquello mereció la pena.

Saludos!

Pavia said...

Pavia desde su base operacional de Ciaño.

Estimado Daniel, qué bonito es el que "nadie me entiende", panda de burgueses, no me entiende (el inmortal Chavo del 8 lo expresaba con "es que no me tienen paciencia")... Pero con eso no se tiene ni más ni menos razón.

En cuanto al detalle de lso graffitis recordarte que estos, en bastantes ocasiones se hacen sobre propiedades privadas, a las que sus legítimos dueños han decidido dar una suerte de color o de presencia. en otras sobre propiedades públicas, en las que los encargados por el pueblo han decidido dar una orientación arquitectónica y de color. Con lo cual, en el mejor de los casos, en muchas ocasiones no pasan más que de actos "¿vandálicos?". Lo que no quita, eso es cierto, que algunos sean verdaderas obras de arte. Pero claro, si yo quiero expresarme artísticamente no se me ocurre, por ejemplo, irme hasta tu armario ropero, y sin permiso tuyo, expresarme en tu camisa preferida.

En cuanto a cuánto valen nuestras ideas en nuestro mundo estoy contigo en que prácticamente nada.... que viene a ser más o menos lo que valen las tuyas (o las de casi cualquier hijo de vecino). Pero cobran importancia cuando son compartidas por un buen número de personas y se atienen a la tradición básica del ser humano, a su avance en el concepto del individuo como ser independiente y sujeto básico de derechos.

Por otra parte recomendarte que tengas un poco de ojo, porque, sin duda sin quererlo, estás cerquita de algunas de las posiciones de Nietzsche, lo que no es muy recomendable (a las pruebas históricas me remito).

En cuanto a lo de burgués, tiene gracia. Estoy seguro, así sin conocerte como tú, por otra parte has hecho, a que eres tanto o más burgués que nosotros.

Sin más se despide Pavia desde Asturias.

Magapola said...

Jazzman, no creo que los "jóvenes hoy" tengan la exclusiva de ser incomprendidos. A mí me da que todos los jóvenes se sienten, se han sentido y nos hemos sentido y nos sentimos, incomprendidos. El error es pensar que todo ya lo han hecho otros (tus padres, tus abuelos, etc.) y que a ti no te toca hacer nada. Error. Sí, ese es el error de los "jóvenes", que veo que no te incluyes. Pero también puede ser tu error, ten ojo.

jazzman said...

Magapola, es cierto que los jóvenes hoy no tienen la exclusiva de ser incomprendidos, todos los jóvenes de otras generaciones lo han sido, y coincido contigo es que es un error el pensar que ya todo lo han hecho otros. Precisamente a eso me refería, que la juventud de ahora se ha criado en otro ambiente diferente a la de antes, carente de ideales o siquiera de motivos por los que luchar. Y el quejarse, por supuesto que no es la mejor vía.

Y el porqué no me incluyo, porque a pesar de ser joven, no me siento ni incomprendido ni carente de principios, es más, me da igual que no me entiendan, me gusta ser fiel a mis ideas (y no tiene nada que ver con política).

Pavia, excelente replica, sientas cátedra.

Un saludo.

Pavia said...

Pavia desde su base operacional de Ciaño.

Gracias camarada... CIELOS, HE DADO CON MI PRECIO: "el oropel y la gloria vaccua" que decían Les Luthiers.

Por cierto, a nivel técnico de blog, ¿se pueden poner emoticons? Es que no doy con ellos.

Sin más se despide Pavia desde Asturias.

Rosenrod said...

Si es que yo le decía en gran Beckett: "La costumbre es un gran silenciador..."

Siempre es lo mismo en cualquier régimen totalitario: una minoría fanática, otra minoría resistente... y una inmensa masa indiferente, que no quiere problemas, que es la que al final termina decidiendo el combate.

Un saludo!

Natalia Book said...

Todo esto me hace recordar una de las frases favoritas de este club (además de la de 'Ah el horror' de Conrad y su Corazón de las tinieblas'), que es la de Henry James en su prólogo al Retrato de una Dama: más o menos decia que el mundo es como una gran casa y cada uno miramos a una ventana distinta.
Así es la vida. La experiencia vital de Daniel probablemente no sea la misma que la mía (afortunado él) o la de otros muchos.
Cada uno somos consecuencia de lo que nos ha tocado vivir y cada uno vemos las cosas de una forma diferente.
El punto medio debería estar en la tolerancia.
Pero no te preocupes mucho Danial (ya veo que no lo haces) la vida da muchas vueltas y te encuentras con muchas sorpresas al lado del camino.
Y por último ¿Cuánto valen nuestras ideas? Lo que uno quiera que valgan. Nada más y nada menos.
Tu decides el precio de las tuyas y yo pongo precio a las mías.
Saludos

Bob Dylan's fan club said...

Jazzman,
echamos de menos algo de Dylan. Seguro que Natalia puede decir algo sobre este post y Dylan. ¿Sabías que ¿ella? es de las personas que más saben de Dylan de este país?

Eloísa said...

 Hola Natalia Book, te visito pero nunca te he dejado un comentario, y ya va siendo hora. Contra todo pronóstico no he leído '1984', pendiente que lo tengo, pero decirte que me ha gustado mucho tu reflexión. ¿Has leído ‘El hombre en busca de sentido’, de Victor Frankl? Tiene mucho que ver con la libertad de pensamiento en las situaciones más adversas; cuando todo hace parecer que el ser humano ya está vencido, ¡zas!, lo que fluye por su interior sigue intacto aún en las peores situaciones. No es tan fácil manipular a todas las mentes, ¡por suerte!
Creo que tenemos la suerte de que la vida no nos haya puesto en situaciones extremas, pero supongo que cada uno habremos vivido algunas que sí han puesto a prueba nuestros principios. Yo he visto de todo, gente que se vende a la mínima y gente que no. Yo personalmente tengo un temperamento poco manipulable, eso me hace pagar a veces un precio muy alto por las cosas, pero soy feliz con mi coherencia. No me gustan los que quieren dominar y someter a nadie, ni a mí ni a nadie. Podría seguir enrollándome, pero estoy ¡currando!, y tengo que sacar un poco más de curro adelante antes de dormir. Besos, y hasta otra. Buen post.

rr_eriador said...

No te engañes Daniel. Hablas de tu mundo, pero no tienes mundo. Ni tú, ni yo, ni nadie. Tenemos El Mundo y gracias (es guasa). La clave está en odiar. No deberíamos venir al mundo para odiar. Cuando no me gusta algo de lo que veo alrededor me arremango y me comprometo. Ser autodestructivos es una opción, pero yo paso de esa opción. Kortatu peinan canas, Escuela de Odio no han traido nada nuevo. Las modas son las herramientas del Ministerio del Amor para crear la ficción de la independencia. ¿Dónde están las revoluciones?¿Dónde los y las revolucionarias?.
La gran revolución es construir. Destruir lo hace cualquiera, viejo, joven o adolescente (como yo(8-D)). Ah, y por cierto, yo también me siento INCOMPRENDIDO. Es una sensación genial. Me permite justificarme, cuando quiero, por lo que dejo sin hacer.
Quiero ser un épsilon e ir a un montón de manifas, luego chutarme SOMA y ver House alienado en el sillón(joé, otro incomprendido de papel couché).
Salve y que ustedes lo pasen bien.

jazzman said...

Bob Dylan's fan club, también esperaba que Nataliabook hiciera referencia a Dylan, yo sugeriría Blowin' in the wind, creo que bastante apropiada en vista del tema que tratamos, aunque habrá que oír que dice el experto.

rr_ediador, de acuerdo contigo en sertirte incomprendido para justificar tus acciones y el ejemplo de House no puede ser mejor.

daniel said...

Lo más guapo de ser joven puede ser que todavía no descubrí nada. Ya me lo decía mi padre, y a el el suyo, y al suyo el suyo.
La historia se repite con las generaciones. Decís lo que os corresponde y yo digo lo que me corresponde a mí.
¿deciais lo mismo a mis años?

Natalia Book said...

Ante todo gracias por esos comentarios sobre mi pasión sobre Dylan.
Bueno, se me ocurren algunas cosas.
Pero sobre todo
'Don't follow leaders'.(no sigas a los líderes).
Actitud independiente. Y me preguntaréis ¿existe la independencia? No lo se, dependende de lo que pase por vuestra cabeza. Así que vosotros, y no el viento, tenéis la respuesta.

De la canción:
'Subterranean Homesick Blues'

Pavia said...

Pavia desde su base operacional de Ciaño.

Por cierto, ntes de que se me olvide: AGRADECER A DANIEL sus opiniones, aunque poco las comparto, porque le han dado una vida a este debate-coloquio-reuniónfanáticosdelasletras relmente interesante.
Y es que hay una cosa bien cierta: al final el ser humano es capaz de pensar por sí mismo, y de mostrar y defender sus opiniones (al menos cuando estas no implican un "peligro" para sus necesidades básicas.
Así que gracias Daniel, sigue pensando, sigue leyendo y sigue siendo una persona capaz de plantear sus ideas.

Y por cierto, ya voy por los 34 y soy profesor.

Sin más se despide Pavia desde Asturias.

jazzman said...

Nataliabook, gracias por tu aportación Bobdyliana, está claro que eres un experto en el tema, en cuanto a lo que comentas de actitud independiente, complicada cuestión, por mucho que defendamos nuestras ideas nunca seremos completamente independientes, siempre dependeremos de algo o alguien que sea la fuente de esas ideas.

Me remito a Blowin' in the wind (soy de ideas fijas, je,je) cuando decía "Yes, 'n' how many years can some people exist before they're allowed to be free?" - Sí, ¿y cuántos años debe vivir alguna gente antes de que se les conceda ser libres?

Un saludo!

maria said...

Pues si,gracia Daniel, a mi también me gusta que digas los que piensas. Otra perspectiva.

Daniel said...

Nada, nada!!
Gracies a vosotros. Solo expresé mi opinión. La de la otra generación
Oye,
¿Quién es Bob Dylan?

rr_bakunin said...

Eso mismo pregunto yo. ¿Ye primu de los Panchos?
Y ya que abrís campo me pregunto,
¿líderes? ¿qué líderes?. Definidme el concepto porque no lo veo claro. ¿Es Bob Dylan vuestro líder? ¿Rajoy? ¿Zapatero? ¿Benedicto o Jon Sobrino?. ¿Tal vez Osama, Buda, Ho Chi Minh, Sartre, Pathon?
¿Vivimos en crisis? what crisis?
Hoy no aporto ideas, sólo preguntas. Es lo que tiene ser carroza.
Y ya que el vigía de occidente, Bush h(p)ijo, nos lleva por donde nos lleva, recomendar la revisión de un peli que habla de una panda de Danieles muy maja (lo digo por jóvenes e inconformistas(;-D)), Hair.
Ánimo, sed malos y no sigáis a nadie. Viva la vida ácrata.

Natalia Book said...

Queridos Daniel y rr_bakunin,
No es obligatorio conocerlo.

Simplemente es un estilo de vida. Y entre otras cosas representa el riesgo, la necesidad de ser libre, la fragilidad, la imperfección, el amor y el dolor, pero sobre todo la actitud.

Y también todas aquellas cosas que uno quiera y en el momento en que quiera. Ahí está la magia.

Se puede creer o no. Es una decisión personal.

Saludos,

Pavia said...

Pavia desde su base operacional de Ciaño.


El tema de los líderes es francamente interesante. Líder, casi por definición, es la persona que tiene la capacidad o poder de juntar a otras personas entorno a sí. Sin embargo esta característica se debe más veces al atractivo de la personalidad que a la fuerza de sus ideas. Por ello es siempre difícil hablar de líderes.
Además a muchas de ellos se les olvida la vieja sentencia romana que aún utilizan al "coronar" a los Papas de Roma: "Sic transit gloria mundi", perdón si no está bien escrito pero mi latín está bastante ruinoso. O lo que viene a decir, recordad que toda gloria es pasajera. Así que con la misma facilidad con que encumbramos líderes los defenestramos sin más. Lo cual no es que sea en sí malo.

Por otra parte está los que yo clasificaría como líderes de andar por casa, sobretodo en nuestro país, refiriéndome a los políticos. Estos son más dados a decir "babayaes" y lanzar el "Rusia es culpable" (como creo recordar que ha tiempo se hacia desde el Palacio de Oriente), que a gobernar con eficacia los recursos que el pueblo les ha dado. Claro que hoy por hoy, dudo mucho que los políticos puedan ser calificados como líderes, y en poco tiempo menos aún, visto lo visto.

En cuanto a la vida ácrata, pues sí, pues bueno. Pero para ello se precisa de una sociedad realmente formada, y eso es bastatne difícil, ya que la formación se recibe de alguien, viene marcada por los estamentos estateles, y suele buscar una finalidad, que en casos puede ir en contra de la opinión de colectivos, como está sucediendo con la polémica de la asignatura de Formación del Espíritu Nacional.... esto, perdón, Educación para la Ciudadanía (tonto estoy oyes... por cierto aquí quedaría de maravilla un emoticon de un tipo con cara sonriente para reforzar la ironía de la afirmación).

Sin más se despide Pavia desde Asturias

jazzman said...

La verdad es que coincido que el tema líderes muy interesante. Me resulta muy curioso cómo se usa la figura de un líder como abanderada de ideales muy diferentes entre sí, caso de Simón Bolivar o Che Guevara, para unos (Chávez y compañía) iconos del populismo, para otros de revolución proletaria, para otros de anarquismo, etc. Lo que me lleva a la conclusión que independientemente de la causa por la que lucharon, cuando mueren sus seguidores le dan la forma que quieran.

Saludos!

(¿Llegaremos a 50 comentarios?)

Pavia said...

Pavia desde su base operacional de Ciaño.


Hablando de Bob Dylan. Estos días están poniendo por el Digital la peli de Sam Pepincak (si de Latín ando flojo de la parla de la pérfida Albión ni les narro) Pat Garret and Billy the Kid. Y, o casualidades, haciendo zapping me encuentro con mi escena preferida, al ritmo de "Knock'n on heavens door". Dicho sea de paso una de esas escenas extraña y crudamente tiernas que destilaba el director en sus pelis.
Para que después digamos que la casualidad no existe.
No soy gran seguidor de Dylan, más que nada porque al cantar en inglés como que me pierdo gran parte de la gracia de la canción, pero sin duda tiene sus grandes aportaciones.
Post data que después de poner y que ustedes lean negaré con todas mis fuerzas el haber puesto. En mis momentos de depresión-soledad, abrazado a la única femina que me ha entendido (mi guitarra) siempre entono el mismo grupo de acordes, repetidos hasta la saciedad, mientras los fantasmas huyen o se desvanecen tras las puertas que no asamos abrir: Sol, Re, lam...7. Sol, Re, Do, en eterna cadencia y murmurando.

Bueno si hoy estais depres, añorantes, o simplemente cansados, volved a leer esto. Quién sabe, tal vez hasta podaís escuchar los acordes, porque al menos yo, abrazado a mi pequeño trozito de madera, estaré arrancándolos a sus cuerdas.
Por vosotros, en esta tarde, en esta noche, en este año, en esta vida. Un poco de Bod Dylan.

Sin más se despide Pavia desde Asturias.

Natalia Book said...

A pesar de mi admiración por Dylan, siento decir que como actor no es precisamente lo mejor que he visto.
Pavia, me alegra que te guste Knocking on Heavens. Sin duda alguna es lo mejor de la película. Además la tocas en Sol, como Bob.
Saludos

dani said...

"Al leer 1984 muchos quizás se sientan afortunados de vivir en un mundo donde las ideas fluyen con cierta libertad, un mundo donde podemos encontrar muchas ideologías diferentes bien sean políticas, económicas y por supuesto religiosas. Existe (de forma más o menos real) lo que algunos han llamado "libertad de pensamiento"..."

Deberas crees que eres libre? deberas crees que el mundo es tal y como te cuentan que és?

Cada dia nos acercamos más a 1984 o incluso peor, sorprende que un libro escrito hace tantisimos años sea ahora mas actual que nunca.

don't follow leaders and don't belive the truth

dani said...

por cierto

Dylan is God

wwww.rollingpaper.tk

si te gustan los rolling, no tenemos nada que ver.

goodeda1122 said...

自慰套,真愛密碼,
自慰套,自慰器,充氣娃娃,
性感丁字褲,AV,按摩棒,電動按摩棒,情趣按摩棒,
角色扮演,吊帶襪,丁字褲,飛機杯,

情趣,情趣用品.

按摩棒,變頻跳蛋,跳蛋,無線跳蛋,G點,
潤滑液,SM,情趣內衣,內衣,性感內衣,
情趣用品,情趣,