17.12.06

Miguel. Realidad y ficción

Soldados de Salamina cuenta tres historias:

La narración de la investigación sobre la vida de Sánchez Mazas, que concluye con el encuentro con Miralles y con la decisión del escritor de volver a escribir.
La historia de Sánchez Mazas
La historia más conmovedora, la del viejo soldado Miralles.

La primera y la tercera parte están escritas en forma de crónica, mientras que la segunda usa una técnica más cercana a la novela histórica.

Pero cuando creíamos entender el libro como narración de lo real nos enfrentamos con nuevos datos. Roberto Bolaño publica en el libro Entre paréntesis un texto sobre Soldados…: “… el narrador es un tal Javier Cercas que evidentemente no es el Javier Cercas que yo conozco y con el que suelo tener conversaciones sobre los temas más peregrinos del mundo El que yo conozco está casado, tiene un hijo y su padre aún vive”. Por tanto, no es lo que aparece en el primer párrafo de Soldados de Salamina: “Mi padre había muerto, mi mujer me había abandonado…”.

Esto es interesante ya que podemos clasificar los personajes en varios tipos:

Personajes reales con vidas reales: Sánchez Mazas
Personajes reales con vidas ficticias: Javier Cercas
Personajes ficticios con vidas ficticias: Miralles por ejemplo es un personaje que no tiene una evidente imagen especular en el mundo de lo real, o si la tiene la desconocemos. Pero al faltarle esa ligadura con lo real, logra cobrar una apariencia mucho más profunda y construida que el resto de los personajes. No tenemos con quies compararlo sino es con el mismo. Por eso quizás es el más real de los personajes.

Visita el blog de Miguel:
http://elforastero.blogalia.com

10 comments:

Anonymous said...

HOla,
Me gustaría saber si el personaje que aparece al final de SOldados de Salamina es el propio Millares o es un actor.

el soldado de salamina said...

Ví la película hace tiempo y a mí me dió la impresión de que quien aparecia al final era el propio Miralles. Pero ahora que lo dices fue solo una suposición. Habría que comprobarlo en los créditos.

Natalia Book said...
This comment has been removed by a blog administrator.
Natalia Book said...

Los personajes que hacen de sí mismos son: Daniel Angelats, Joaquim Figueras, Jaume Figueras y Chicho Sánchez Ferlosio.

Saludos.

Portnoy said...

Yo creo que la clasificación que hace Miguel no se sostiene si señalamos como excepción a Roberto Bolaño, porque si bien es cierto que Bolaño entraría en la categoría de "personaje real" (con vida real o ficticia, no importa), el escritor ha jugado tanto tiempo a dejar que el lector crea como cierto lo que cuenta en sus novelas, que es frecuente, si deja uno llevar por la imaginación y no por la razón, confundir a Bolaño con Belano (personaje) o con B. (personaje identificable con Bolaño en muchos aspectos)
Si Cercas no es Cercas, ¿es Bolaño Bolaño? ¿es B.?
Hay que decir que si Cercas tiene dos referentes literarios sesos son Bolaño y Javier Marías... lo tres consiguen que el lector desprevenido confunda la realidad con lo narrado. A Cercas una pitonisa de no se donde le puso una demanda porque decía que uno de los personajes era ella.
¿Es Sanchez Mazas un "personaje real con vida real"? No se convierte, en el momento mismo de ser narrado en un personaje.
Soldados de Salamina no es un reportaje de investigación. Parece que lo es, pero no lo es.
Es un juego en el que ficción y realidad se mezclan.
Pero la realidad es otra cosa.
Un saludo

Anonymous said...

Portnoy,
¿Crees que podríamos establecer algún tipo de ralación entre Bolaño y Cercas?
En los relatos que estáis leyendo del libro "Putas Asesinas" Bolaño también juega con esa confusión. Parece que es él el protagonista, pero no se puede dar por seguro. Recuerdo aquellos comentarios que se hicieron en tu blog sobre un relato en que Bolaño (supuestamente) aparecía reflejado en un retrovisor. ¿qué opinas?

Portnoy said...

Si lo creo... creo que existe cierta complicidad y homenaje del alumno por el maestro. Cercas, quien ya he dicho que me parece heredero de Bolaño y Marías (aunque habrá que ver que hace con un legado tan interesante) emplea al Bolaño personaje de Bolaño, del mismo modo que el Cercas, narrador de Soldados de Salamina, es un personaje del autor Javier Cercas. Ocurre lo mismo con Javier Marías y Jacobo Deza.
No obstante yo creo que Cercas abusa del elemento "real" en sus historias. Si de Bolaño podíamos decir al comentar el relato en el que se refleja en un retrovisor, Gómez Palacio, creo, que literaturaliza la realidad, Cercas creo que introduce algún elemento literario que distorsiona la realidad... Creo, y no sé si es un defecto, que Cercas literaturaliza el reportaje periodístico, y su huego de confusión realidad-ficción es tiende a que el lector identifique claramente autor con personaje. Marías y Bolaño juegan a la posibilidad de lo que se narra coincida con la realidad, pero marcan la distancia. Con Cercas tenemos la sensación de que nos muestra la realidad... ¿no pasa en Soldados?... las preguntas que encabezan los comentarios son bastantes significativas... Miralles es un personaje de Cercas... Bolaño y Sánchez Mazas, también.
Yo diría que tanto Bolaño como Cercas juegan con esa confusión, pero me parece que Cercas alarga demasiado el juego haciendo que el lector desprevenido caiga en la trampa de considerar el libro como un espejo de la realidad. No sé, tal vez Bolaño fuese más literario en ese sentido.
Un saludo

Natalia Book said...

Es cierto Portnoy, Cercas juega "más" con esa dualidad ficción-realidad, y una prueba de ello es su siguiente libro "La velocidad de la luz", donde ironiza con su propio éxito y parece que es el propio Cercas, una vez más, el protagonista. Otro juego como los de Bolaño.
Saludos

javieth said...

Usually the films drives me crazy. I love every kind of films.I think every film reflects many aspects of our lives. But i love most the simplicity with witch things are explained in every situation of the films.This is when buy viagra the pill is simply but the effect is really wonderful.

www.webhablada.es said...

Little doubt, the dude is completely fair.